VERDADES Y MENTIRAS SOBRE LA PRESIÓN ALTA.



Resultado de imagen para presion alta




  • Se estima que hasta el 20 por ciento de las personas que son diagnosticadas con hipertensión realmente sólo padecen hipertensión de bata blanca (niveles elevados debido a que estaban nerviosas)
  • La U.S Preventive Services Task Force (USPSTF) actualmente recomienda que la medición de la presión sanguínea se realice fuera de un escenario clínico, para confirmar el diagnóstico antes de comenzar el tratamiento
  • USPSTF recomienda el monitoreo ambulatorio de la presión arterial, que mide automática y periódicamente su presión sanguínea entre 12 y 48 horas
  • De forma alternativa, puede medir su presión sanguínea en diversos momentos a lo largo del día al monitorear en su hogar su presión arterial


  • "Hipertensión de bata blanca" es un término que se utiliza cuando la lectura de presión alta es ocasionada por el estrés o miedo relacionado con el doctor o con la visita al hospital. Este puede ser un asunto transitorio pero serio.
    Se estima que hasta el 20 por ciento de las personas que son diagnosticadas con hipertensión realmente sólo padecen hipertensión de bata blanca, lo que significa que su presión sanguínea tan sólo estaba elevada debido a que estaban nerviosas.1
    Si su presión sanguínea está elevada debido a la hipertensión de bata blanca, podría recetarle medicamentos para la presión alta que realmente no necesita. La solución a este problema es simple – revise en casa su presión arterial o en otro lugar donde se sienta relajado, para confirmar los resultados obtenidos en el consultorio de su doctor.

    Un Comité Asesor Federal Recomienda Confirmar en Casa Su Lectura de Presión Alta


    La U.S Preventive Services Task Force (USPSTF), un comité asesor federal, recomienda evaluar la presión arterial alta en los adultos de 18 años en adelante.
    Sin embargo, han actualizado sus normas clínicas para recomendar también que las mediciones de la presión sanguínea se obtengan fuera de un escenario clínico para confirmar el diagnóstico antes de comenzar el tratamiento.2
    Su primera opción es el monitoreo ambulatorio de la presión sanguínea. Este involucra un pequeño dispositivo portátil (provisto por el doctor), que mide automáticamente la presión arterial cada 20 a 30 minutos, durante 12 a 48 horas.
    De forma alternativa, puede medir su presión sanguínea en diversos momentos a lo largo del día al monitorear en su hogar su presión arterial. De acuerdo con el reporte publicado en Annals of Internal Medicine:
    "La USPSTF revisó las investigaciones publicadas desde su recomendación en 2007, acerca de la exactitud de diferentes métodos para confirmar la hipertensión, después de un resultado positivo en la evaluación y con qué frecuencia es mejor hacerlo.
    …Los autores encontraron claras evidencias de que los beneficios de monitorear la hipertensión sobrepasan los riesgos.
    El monitoreo ambulatorio de la presión arterial es el mejor método para diagnosticar la hipertensión y monitorear en casa la presión sanguínea podría ser aceptable si el primero no es posible. No hay disponible buena información acerca de la mejor frecuencia para hacer las evaluaciones.
    …La USPSTF recomienda evaluar la presión arterial alta en los adultos de 18 años o más y hacer las medidas fuera del escenario clínico, para confirmar la presión arterial alta antes de comenzar el tratamiento".

    Las Lecturas de la Presión Sanguínea Son Más Altas Cuando las Toman los Doctores que Cuando lo Hacen las Enfermeras

    Cuando los investigadores de la Escuela Médica de la Universidad de Exeter analizaron las lecturas de la presión sanguínea de más de 1,000 pacientes, notaron una discrepancia significativa en las lecturas que tomaban los doctores y las enfermeras.
    Las lecturas de la presión sanguínea que habían sido tomadas por doctores eran significativamente más altas (por 7/4 mmHg) que aquellas que habían tomado las enfermeras, incluso cuando las lecturas hubieran sido de la misma persona en el mismo día.4
    La diferencia en las lecturas era lo suficientemente grande como para enviar a los pacientes a la categoría de presión arterial alta, lo que significa que podrían estar recibiendo un tratamiento innecesario o inadecuado. Los investigadores describieron el "efecto de la bata blanca" como un efecto reflejo o subconsciente.
    En breve, cuando un doctor toma su presión, podría desencadenar su respuesta de lucha o huida, lo que aumenta su presión sanguínea. Investigaciones anteriores sugieren que las mujeres mayores son particularmente vulnerables a la hipertensión de bata blanca, especialmente cuando un doctor varón toma su lectura.
    La presencia de un estudiante o de un "doctor en capacitación" también ha estado relacionada con lecturas más altas de la presión sanguínea. Se estima que el 75 por ciento de los pacientes con presión sanguínea alta también podrían haber sido afectados por el efecto de la bata blanca.
    Si se siente estresado antes de una evaluación de la presión sanguínea, tómese un momento para calmarse, para disminuir el riesgo de ser diagnosticado erróneamente con hipertensión en esta situación.
    Asegúrese de llegar a su cita con tiempo, para poder soltar la tensión, luego respire profundamente y relájese cuando le estén tomando la presión sanguínea.

    ¿Cuáles Son los Riesgos de la Presión Arterial Alta?

    Las lecturas de su presión sanguínea pueden fluctuar de día a día y también debido a factores como el estrés, la actividad física, la cafeína y la nicotina.
    Muchas personas padecen presión arterial alta sin saberlo, pero una vez que su lectura muestra que es alta – y que se ha confirmado, como al evaluarla fuera del escenario clínico – es importante tomar acción para reducirla.
    El número de muertes debido a la presión sanguínea alta aumentaron casi en un 62 por ciento desde el año 2000 hasta 2013, de acuerdo con la información de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).7
    Actualmente, cerca de 70 millones de adultos en Estados Unidos padecen esta condición, lo que equivale a 1 de cada 3 adultos. Sólo el 52 por ciento de aquellas personas que han sido diagnosticadas tienen controlados sus niveles de presión sanguínea y, de nuevo, 1 de cada 3 adultos en Estados Unidos padece pre-hipertensión, lo que significa que su presión arterial está elevada y en riesgo de progresar a una hipertensión completamente desarrollada.8
    Si su presión sanguínea está elevada, significa que la fuerza de la sangre contra las paredes de sus arterias es demasiado alta, lo que podría causar daños, con el tiempo. Muchas personas están familiarizadas con los riesgos cardiacos relacionados que esto puede ocasionar. Por ejemplo, la presión alta aumenta su riesgo de padecer enfermedades cardiacas, insuficiencia cardiaca y derrame cerebral.
    Menos conocido, pero igual de importante, es el hecho de que la presión sanguínea alta puede contribuir a la insuficiencia renal (al debilitar y estrechar los vasos sanguíneos de los riñones) y a los problemas con la memoria y el entendimiento. La presión arterial alta incluso ha estado relacionada a un riesgo creciente de desarrollar cáncer9 y fallecer debido a él, y es conocida por desencadenar y empeorar condiciones como la diabetes, como la enfermedad diabética del ojo y enfermedades renales.

    Hay Riesgos Acerca de Tomar Medicamentos para la Presión Arterial

    La presión arterial alta puede ser mortal, pero debería pensar cuidadosamente antes de tomar medicamentos para tratarla, especialmente si sus niveles tan sólo están ligeramente elevados. En la gran mayoría de los casos, no se necesitan medicamentos para revertir la hipertensión y, en algunos casos, los medicamentos podrían acortar su esperanza de vida, en vez de aumentarla.
    En un estudio, los participantes con diabetes recibieron uno o más medicamentos para la presión sanguínea (una combinación de antagonista de calcio, beta bloqueador, inhibidor ECA y diuréticos) en cualquier combinación necesaria para lograr una presión arterial sistólica de menos de 130 mm Hg (las normas estándar de hipertensión para diabéticos).
    Los investigadores descubrieron que un mayor control de la presión sanguínea en estos pacientes no se relacionó con un mejor resultado. Al grupo sin control le fue peor, lo que no era de sorprenderse, pero el grupo cuya presión arterial sistólica se mantuvo entre 130 y 140 mostró un riesgo ligeramente menor de muerte que el grupo cuya presión sistólica se mantuvo en el nivel recomendado - menor a 130 mm Hg.10
    Investigaciones anteriores también mostraron que el control agresivo de la presión sanguínea podría ocasionar que la presión sea demasiado baja y que aumente el riesgo de padecer problemas cardiovasculares. Hay una gran diferencia entre lograr un número saludable de presión arterial al comer bien, hacer ejercicio y controlar el estrés, en vez de "forzar" a su cuerpo para producir ese número con un medicamento.

    Estrategias Más Recomendadas para Prevenir la Hipertensión

    Si le diagnosticaron presión arterial alta, será fundamental una estrategia alimentaria para controlar sus niveles. Evitar los alimentos procesados (ya que son altos en azúcar/fructuosa, granos, grasas trans y otras grasas dañadas y sal procesada) es mi recomendación número uno, si padece presión arterial alta.
    Las investigaciones muestran que los azúcares alimenticios influyen en la presión arterial y en los lípidos en sueroindependientemente de los efectos de los azúcares en el peso corporal.En un análisis publicado en la revista Open Heart,los autores también argumentan que el consumo alto de azúcares añadidos en la alimentación de Estados Unidos podría estar más relacionado, fuerte y directamente con la presión sanguínea alta que el consumo de sodio.
    En cambio, haga que su alimentación esté enfocada en alimentos enteros e idealmente orgánicos. Conforme reduce los alimentos procesados y otras fuentes no vegetales de carbohidratos en su alimentación, lo ideal será reemplazarlos con grasas saludables. Algunas fuentes de grasas saludables que añadir a su alimentación son:
    AguacatesMantequilla hecha con leche orgánica de animales alimentados con pasturaLácteos sin procesarYemas de huevo orgánico de animales de pastoreo
    Cocos y aceite de coco (el aceite de coco ha demostrado ser prometedor por sí mismo como tratamiento contra el Alzheimer)Aceites sin calentar de frutos secos orgánicosFrutos secos sin procesar, como pecanas y nueces de macadamia, que son bajas en proteína y altas en grasas saludablesCarne de res de animales de pastoreo o carne de aves criadas con pastura
    No sólo su alimentación es importante para una presión sanguínea saludable…un programa completo de fitness es otra estrategia que puede mejorar su presión arterial y su salud cardiaca en múltiples niveles (como al mejorar su sensibilidad a la insulina).
    Por ejemplo, las investigaciones muestran que los hombres que están en forma pueden prevenir el aumento de la presión arterial que tiende a suceder con la edad. En los hombres con una fuerte salud cardiaca, los niveles de presión sanguínea no comenzaron a aumentar sino hasta alrededor de sus 55 años. Sin embargo, en los hombres sedentarios, los signos de alta presión arterial aparecieron a los 45 años.14
    Para obtener los mejores beneficios, le recomiendo fuertemente que integre a su rutina los ejercicios en intervalos de alta intensidad. También debería añadir un entrenamiento de fuerza. Cuando trabaja grupos musculares individuales aumenta su flujo sanguíneo hacia aquellos músculos y un buen flujo sanguíneo aumentará su sensibilidad a la insulina.
     Estrategias para prevenir la hipertensión:
    1. Cene temprano: las investigaciones demuestran que el ayuno intermitente ayuda a combatir la obesidad y la diabetes tipo 2, las cuales son factores de riesgo de la presión arterial alta. Su cuerpo es más sensible la insulina y a la leptina durante un período de ayuno. Aunque existen muchos regímenes de ayuno, uno de los más sencillos son las comidas programadas, en donde limita las comidas durante un periodo de tiempo especifica al día.
    2. Yo recomiendo comenzar saltándose el desayuno y hacer del almuerzo su primera comida del día. Generalmente recomiendo que deje de comer al menos tres horas, e idealmente seis horas, antes de irse a la cama para darle a su cuerpo un periodo significativo de ayuno.
    3. Optimice sus niveles de vitamina D: la rigidez arterial (ateroesclerosis) es un factor que conduce a la presión arterial alta. Conforme la sangre viaja hacia el corazón, las células en la pared de la aorta, llamadas baroreceptores, sienten la carga de presión y envían una señal al sistema nervioso para aumentar o disminuir la presión.
    4. Sin embargo, mientras más rígidas estén las arterias, los baroreceptores se volverán más insensibles y serán menos eficientes para enviar las señales adecuadas. A su vez, la deficiencia de vitamina D está relacionada con las arterias rígidas, por lo que es tan importante optimizar sus niveles.
    5. Trate su estrés: la relación entre el estrés y la hipertensión está bien documentada. Las emociones negativas reprimidas, como el miedo, la ira y la tristeza pueden limitar gravemente su capacidad para lidiar con los inevitables factores estresantes de la vida diaria. No son las situaciones estresantes mismas las que son dañinas, sino su incapacidad de lidiar con ellas. Le recomiendo las Técnicas de Liberación Emocional (EFT) para transformar sus emociones negativas reprimidas y para aliviar su estrés.
    6. Normalice su proporción entre grasas omega-6 y omega-3: la mayoría de las personas están obteniendo mucha grasa omega-6 proveniente de su alimentación y muy poca omega-3. Consumir grasas omega-3 es una de la mejores maneras de re-sensibilizar sus receptores de insulina si padece de resistencia a la insulina. Las grasas omega-6 se encuentran en el maíz, soya, canola, cártamo y girasol.
    7. Si usted está acostumbrado a consumir estos aceites, lo mejor será que los evite o bien limite su consumo. Para obtener omega-3, su mejor opción es encontrar una fuente segura de pescado, o si esto es muy difícil o costoso, tome un suplemento de aceite de kril de alta calidad, que ha demostrado ser 48 veces más poderoso que el aceite de pescado.
    8. Optimice su flora intestinal: en comparación con el placebo, las personas con presión arterial alta que consumieron probióticos disminuyeron su presión arterial sistólica (el número mayor) por 3.56 mm Hg y su presión arterial diastólica (el número menor) por 2.38 mm Hg.15 La mejor forma de optimizar su flora intestinal es integrar alimentos naturalmente fermentados en su alimentación, los cuales podrían contener cerca de 100 veces la cantidad de bacteria que se encuentra en una botella de probióticos de alta potencia.
    9. Mantenga su proporción óptima de sodio-potasio: una proporción desequilibrada puede ocasionar hipertensión. Para asegurarse de que la suya es óptima, elimine todos los alimentos procesados, que son muy altos en sal procesada y bajos en potasio y en otros nutrientes esenciales. En cambio, lleve una alimentación de productos enteros y sin procesar, idealmente orgánicos y cultivados localmente para asegurar su contenido óptimo de nutrientes. Este tipo de alimentación le brindará naturalmente cantidades mucho más altas de potasio en relación al sodio.
    10. Elimine la cafeína: la relación entre el consumo de café y la presión arterial alta no se ha entendido del todo, pero existe una amplia evidencia que indica que si usted padece de hipertensión, entonces el café y otras bebidas y alimentos con cafeína pueden agravar su enfermedad.
    11. Vitamina C y E: los estudios indican que las vitaminas C y E pueden ayudar a disminuir la presión arterial. Si usted está llevando una alimentación a base de alimentos completos entonces debería estar recibiendo la cantidad correcta de estos nutrientes a través de su alimentación. Si decide que necesita tomar un suplemento, asegúrese de tomar una forma de vitamina E natural (no sintética). Usted puede saber lo que está comprando si lee la etiqueta cuidadosamente. La vitamina E natural siempre está enlistada como la forma "d" (d-alfa-tocoferol, d-beta-tocoferol, etc.) La vitamina E sintética está enlistada como forma "dl".
    12. Extracto de hoja de olivo: en un estudio realizado en el 2008, la suplementación con 1,000 mg de extracto de hoja de olivo diariamente durante ocho semanas provocó una caída significativa tanto en los niveles de presión arterial como en los niveles de LDL (el llamado colesterol "malo") en personas con hipertensión. Si usted desea incorporar hojas de olivo como un complemento natural de una alimentación nutritiva, debería buscar los extractos líquidos de hojas frescas para una máxima potencia sinérgica.
    13. También puede preparar su propio té de hoja de oliva colocando una cucharadita de hojas secas de oliva en una bola de té o saco de hierbas. Colóquelo en unos dos litros de agua hirviendo y deje reposar de 3 a diez minutos. El té debe ser color ámbar cuando esté listo.
    14. Trucos rápidos: aumentar el monóxido de nitrógeno en su sangre puede abrir los vasos sanguíneos y bajar la presión arterial. Los métodos para aumentar este compuesto incluyen tomar un baño caliente, inhalar y exhalar por una fosa nasal (tapas un lado y la boca) y comer melón amargo, rico en aminoácido y vitamina C.
     http://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2015/11/04/confirme-la-lectura-de-su-presion-sanguinea.aspx

LA MENOPAUSIA NO ES UNA ENFERMEDAD.



Resultado de imagen para mujeres de 50


 Alternativas naturales


"El estrógeno menopáusico y las tabletas de hormonas combinadas han sido comercializadas por las farmacéuticas bajo el pretexto de que esta transición, sin embargo normal en la vida de una mujer, está considerada como una enfermedad

−se lamenta Richard Laroche, homeópata−.

La principal justificación es la preservación del capital óseo, sin embargo ningún estudio demuestra su eficacia; existen otros medios naturales para conservar sus huesos en buena salud”.


Los efectos secundarios asociados con la hormonoterapia: dolores de cabeza y jaquecas, dolores mamarios, hinchazón del cuerpo, irritabilidad, hemorragias vaginales, formación de coágulos sanguíneos y, a largo plazo, todos los riesgos: enfermedades del corazón y de la vesícula biliar, cánceres femeninos, disfunción del hígado, etc. 

Según R. Laroche todo ello basta para orientar a las mujeres hacia otras soluciones.



“La homeopatía reequilibra el sistema y no ocasiona ningún efecto secundario, tanto para el período de fertilidad como para la menopausia

−recuerda el homeópata−.

Según los síntomas, tanto sobre el plano físico como el psicológico (cambios bruscos de humor, irritabilidad, depresión), prescribiremos un producto bien adaptado”.


Encontramos en el mercado gránulos y productos a base de plantas (fitoestrógenos) que pueden corregir los síntomas −por ejemplo los sofocos, las jaquecas o los sudores nocturnos, por nombrar los más frecuentes−, pero es importante informarse bien.



“Si los síntomas indican una dominancia en estrógeno, habitualmente causada por una falta de progesterona, un gel al ñame salvaje o silvestre (Dioscorea villosa) no ofrece muchas posibilidades de ayudar

−previene Micheline O' Shaughnessy−;

debemos entonces utilizar una crema de progesterona bio-idéntica".


"Las hormonas de sustitución cambian la forma en la que la mujer vive los choques biológicos en fase de menopausia, y con su código de comportamiento así modificado, podemos asistir a ataques cardíacos",

advierte  Gisela Cossette, naturoterapeuta,
formada en Nueva Medicina Germánica (NMG).

Las estrategias alimentarias

Ya que las hormonas sexuales provienen del colesterol sintetizado por el hígado, tenemos todo el interés en velar por la salud de este órgano; también recomendamos una alimentación sana, completada con productos ricos en fitoestrógenos (soja, aceite y semillas de lino, nueces, granos enteros, manzanas, apio, perejil, etc.), los cuales poseen propiedades beneficiosas sobre los trastornos hormonales. 

El Dr. Herman Adlercreutz, investigador de la Universidad de Helsinki, cree que la soja (y sus productos derivados) contienen isoflavonoides en suficiencia para inducir efectos biológicos entre las mujeres postmenopáusicas con tasas bajas de estrógenos. En un estudio comparado, encontró altos niveles de isoflavonoides en la orina de las japonesas, de 100 a 1.000 veces superiores a los de las estadounidenses y finlandesas. Los isoflavonoides contribuirían por otro lado al mantenimiento de la densidad ósea.

 Por último, beber mucha agua también ayuda a hidratar los tejidos; ciertos alimentos (platos picantes, café, alcohol, azúcar, chocolate), en cambio, son reconocidos por provocar sofocos.


Algunas plantas eficaces

Las plantas colagogas o coleréticas (amargas) que estimulan las funciones del hígado favorecen una mejor síntesis de las hormonas. 
Entre los más eficaces: ñame salvaje o silvestre (Dioscorea villosa) y sauce gatillo (Agnus-castus) (bayas), fitoprogestágenos como el Milenrama (Achillea millefolium); cardo mariano (Silybum marianum), para regenerar las células del hígado (hepáticas); diente de leon (Taraxacum officinale) (raíz en tintura) y aceite de onagra (Oenathera biennis), que respectivamente estimulan la secreción de bilis y las funciones hepáticas; actaea a racimos negros (Actaea racemosa), salvia (Salvia offininalis (spp.)), lúpulo (Humulus lupulus) y Dong Quai (Angelica sinensis), unos fitoestrógenos; corazoncillo (Hypericum perforatum) y la raíz de valeriana (Valeriana officinalis), que tratan respectivamente, depresión ligera e insomnio.

Actividades físicas: 
podemos reducir la frecuencia y la intensidad de los síntomas menopáusicos haciendo ejercicio regularmente y relajándose, ya que el estrés es un perturbador hormonal reconocido. 



"Son las manipulaciones hormonales lo que causan el máximo daño a nuestro código de comportamiento."

Dr. Ryke Geerd Hamer

 material de
NUEVA MEDICINA GERMÁNICA
según el Dr. Ryke Geerd Hamer

http://saikualternativo.blogspot.com.ar/