Beneficios de las Sales de Epsom.



El sulfato de magnesio, mas conocido como Sal Inglesa o Epsom, es un producto usado desde la Edad Media y fueron los ingleses los primeros en utilizarla y descubrir sus propiedades desestresantes y regeneradoras. Lo bueno es que los ingredientes de la Sal (magnesio y sulfatos), son fácilmente absorbidos por el organismo de manera externa. 

Cuando a un baño de agua caliente se le agrega sal de Epsom ayuda a aliviar el dolor muscular.

También se ha demostrado que reduce la inflamación muscular, disminuye el estrés, mejora la circulación, suaviza la piel y beneficia al estado de ánimo. Este mineral es absorbido eficazmente a través de la piel, proporcionando un alivio casi inmediato en dolores musculares, dolores causados por largos entrenamientos deportivos y otras actividades que causan dolor en grandes grupos musculares debido al esfuerzo excesivo.

El magnesio es el onceavo nutriente más abundante en el cuerpo. Es el responsable de regular la absorción de calcio, por lo tanto, ayuda a formar huesos y dientes fuertes. Está muy vinculado en el buen funcionamiento del corazón y la relajación del musculo de las arterias. El aumento de los niveles de magnesio en el cuerpo a través de baños de sales de Epsom, puede mejorar la contractilidad del corazón y ayudar a disminuir la presión arterial al relajar las arterias al mismo tiempo que crea una mayor sensación de relajación general en el cuerpo.

Los principales componentes de la Sal Inglesa son el magnesio y los sulfatos.
El magnesio proporciona:
* Mejor funcionamiento del corazón y la circulación sanguínea
* Ayuda a eliminar las toxinas y metales pesados
* Mejora la función nerviosa
* Mejora la capacidad del cuerpo para usar la insulina
* Aumenta los niveles de serotonina en el cuerpo
* Reduce el estrés y eleva el estado de animo
* Mejora el sueno y la concentración
* Disminuye la presión arterial
* Reduce los dolores musculares y la inflamación
Los sulfatos proporcionan:
* Eliminan toxinas
* Mejoran la absorción de nutrientes
* Ayuda a prevenir migrañas
* El magnesio y los sulfatos son fácilmente absorbidos por el organismo en forma externa. 
La Sal Inglesa también tiene propiedades cosméticas:

* Suaviza la piel
* Alivia dolores
* Reduce la hinchazón y la inflamación
* Exfolia la piel
* Retira toxinas del cuerpo
* Es un emoliente natural
* La Sal Inglesa, a diferencia de otras sales, no deja la sensación de piel seca, por el contrario, deja la piel suave y sedosa. 


Atletas

Debido a que el magnesio es un factor importante que interviene en muchas reacciones fisiológicas del cuerpo, no es de extrañarnos que haya un gran consumo de este en los atletas de alto rendimiento. El magnesio interviene de manera importante en la recuperación de los músculos después del entrenamiento. Esta recuperación de músculos implica la formación de proteínas, de transmisores neuromusculares y la activación del complejo B. Otro punto importante en los atletas es el incremento en sus niveles de proteínas, que junto con una ingesta elevada de calcio y vitamina D aumenta sus niveles de magnesio.

El estrés y el ejercicio intenso privan al cuerpo de una cierta cantidad de magnesio, haciéndolo más vulnerable a sufrir calambres musculares, dolores de cuerpo e irritables estados de ánimo después de un largo entrenamiento deportivo. Sumergirse en baños de sales de Epsom después de un largo e intenso entrenamiento, ayuda a prevenir irritación e inflamación en las articulaciones y músculos. También se puede usar agua tibia con sal de Epsom para tratar torceduras y dolor de esguinces.


Atletas femeninas.

Las atletas femeninas, en particular, pueden beneficiarse con el aumento de  ingesta de magnesio. Las deficiencias de magnesio y serotonina tienden a agravar los síntomas del síndrome premenstrual. Estudios demuestran que los baños de sal de Epsom tomados dos semanas antes de su período menstrual, ayudarán a disminuir el dolor y los cambios de estados de ánimo a menudo asociados con la menstruación.

El magnesio y el estado de ánimo.

Una de las funciones del magnesio es la producción de triptófano, un aminoácido, el cual es el neurotransmisor de la serotonina. La serotonina ayuda a equilibrar el estado de ánimo y la relajación. El consumo excesivo de alcohol o una dieta deficiente puede conducir a una disminución de magnesio, lo que a su vez, puede dar lugar a bajos niveles de serotonina. Por lo tanto, no es de extrañarnos que un síntoma común de la deficiencia de magnesio sea la tristeza o un desequilibrio del estado de ánimo debido a la falta de este importante neurotransmisor.

¿Por qué baños de sal de Epsom?

El magnesio es un conocido laxante. Debido a que el magnesio oral no está disponible en forma de liberación controlada, no hay manera de combatir los efectos laxantes. Por lo tanto, el baño evita el efecto del magnesio como laxante, permitiendo la absorción del magnesio y otros minerales a través de la piel. El baño permite que el cuerpo absorba la cantidad de magnesio suficiente con el fin de relajar grupos de músculos grandes después de un día estresante en la oficina o de arduo entrenamiento físico, sin los efectos secundarios de magnesio ingerido vía oral.

¿Cómo tomar un baño de sales de Epsom?

Un baño de sales de Epsom a la semana puede tener un impacto increíble en su salud y bienestar emocional. Tomar un baño de sal de Epsom es simple:
Llene la tina con agua caliente o tibia. Añada entre dos y cuatro tazas de sal de Epsom al agua.
Mezcle el agua con sus manos y permita que la sal de Epsom se disuelva.
Añada de cinco a diez gotas de su aceite de esencias favorito justo antes de que entre en la tina para maximizar la reducción del estrés. Algunas opciones comunes son el de lavanda, el de rosas o los aceites de esencias de manzanilla.
Sumergirse en la tina durante unos 15 minutos únicamente, para evitar la reabsorción de las toxinas eliminadas por la sal de Epsom.
Dúchese inmediatamente después del baño en la tina eliminar las sales de Epsom de la piel, ya que puede llegar a secarla.

Precaución: 
La sal de Epsom, por su alto contenido de magnesio, es un laxante. La ingesta de agua durante el baño en la tina, sobre todo por un niño, podría dar lugar a evacuaciones mayores.


Como pueden ver el baño de sales de Epsom es una magnífica opción para eliminar toxinas, relajar los músculos y mejorar el estado de ánimo entre otros beneficios. Así que anímese y consiéntase.

http://saikualternativo.blogspot.com.ar/


SAIKU


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.
Todo lo que compartan de este blog, deberá tenernos como fuente, además de las que adjuntamos,  como reconocimiento a nuestro trabajo de búsqueda y selección.


Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha




No hay comentarios:

Publicar un comentario