CURA DE FRUTAS.




La cura de frutas tiene un enorme poder desintoxicante. Conviene intercalarla en casi todos los regímenes curativos.

Estas curas de frutas pueden ser incluso consideradas como auténticas monodietas, aunque con una diferencia clara: no consiste en una dieta en exclusiva que se base en un único alimento, ya que es habitual que se combine el consumo de varias frutas en un mismo día como forma de evitar posibles pérdidas en vitaminas o minerales.

Las frutas deben ser frescas, de temporada peferiblemente  bien lavadas,y con cáscaras cuando correspondan
La cura de frutas supone unas pequeñas vacaciones para el organismo, que por unos días puede librarse del trabajo que le dan el exceso de grasas, proteínas e hidratos de carbono refinados de la dieta occidental.

Esta limpieza también se produce a nivel mental (al limpiar el cuerpo, la mente parece que se aligera de pensamientos obsesivos). Mientras se realiza, no se sienten grandes carencias energéticas (los hidratos de carbono que contienen permiten mantener el nivel de glucosa en la sangre). 
Y tampoco cabe el temor al estreñimiento (la fibra de las frutas regula el tránsito intestinal y evita este problema).
También hay que destacar su contenido de agua, superior incluso al 80%, en el caso de naranjas, mandarinas, peras y melocotones, o aún más para la sandía.

En obesos, gotosos, enfermos crónicos del corazón o de presión alta, puede ser conveniente reducir la cantidad a 1 y medio o 2 kilos diarios.
La cura de frutas es de gran eficacia en aquellas enfermedades crónicas que únicamente se curan mediante un profundo cambio en los órganos, para el que requiere un régimen que les permita un reposo reparador ( el cáncer por ejemplo )

La cura de frutas se revela útil en la acidez de estomago, enfermedades crónicas del estomago e intestinos, presión arterial alta, arteriosclerosis, obesidad, gota, artritismo, inflamación de los riñones, cálculos biliares o renales, enfermedades del hígado, del corazón, de la piel, enfermedades por falta de vitaminas, inflamacion de las vías urinarias, enfermedades de los órganos sexuales, etc.

Todas las frutas jugosas, en general, son adecuadas para hacer esta cura, en particular: naranjas, uva, manzana, pera, granada, higos, plátano, palosanto, chirimoya, melón, sandía, piña, melocotón, fresa, toronja, dátiles, mango, granadilla, membrillo, mamey, guayaba, tumbo, guanábana, algarrobo, papaya, lúcuma, etc.


Si acompañas esta cura de frutas con barroterapia e hidroterapia podrás sanar hasta de las enfermedades mas crónicas y graves; solo necesitas determinación y fe...


Cura de frutas en primavera

La primavera es una estación luminosa, agradable, cuyo aumento de luz solar y de los más típicos colores que nos brinda la naturaleza ayudan a elevar nuestro estado de ánimo y a sentirnos cada día muchísimo mejor.

Pero como cualquier cambio de estación, es normal que nuestro organismo tienda a desequilibrarse un poco.

Una buena cura de frutas para primavera es consumir al inicio de esta estación algunas ensaladas amargas con frutas durante dos o tres días.

Cura de frutas en verano

Aunque el verano no llega hasta mediados del mes de junio (puedes saber más leyendo nuestro especial sobre comienzo del verano), esta cura de frutas puede ser realizada en los meses de mayo o junio.

Durante estos meses ya podemos empezar a disfrutar de las deliciosas cerezas o albaricoques. Puedes consumir estas frutas durante dos o tres días. Luego podrás prolongar otros dos o tres días a base de otras frutas y verduras.

Cura de frutas en otoño

El paso del verano al otoño tiende a tener unas mayores consecuencias en nuestro organismo y en nuestra salud. Es el paso del calor hacia una época muchísimo más fría, y la disminución de luz solar ocasiona una desestabilización de nuestras hormonas, lo que a su vez influye en que nuestro estado de ánimo baje.

Una buena opción es disfrutar varios días de las propiedades de los higos y los caquis.

Una variante de la cura de frutas es la cura de zumos de frutas y verduras, consiste en tomar durante varios dias zumos de frutas y verduras. Son muy ricos en vitaminas, por lo tanto estan indicados en pacientes con deficit de vitaminas que no toleran bien la fibra de las frutas o las verduras.

Esta cura es especialmente indicada en los casos de enfermedades del higado, riñones, reumatismo, piel, artritismo, acidez de la sangre, colitis, falta de apetito y envejecimiento prematuro.


1.Ciruela: es ideal para el tránsito lento, ya que ayuda a mejorar la flora intestinal. Previene caries, cura la gripe y el catarro.
2. Cereza: propiedades curativas para problemas en la vesícula.
3. Coco: aporta fibras que regulan el tránsito intestinal y que protegen contra ciertos tipos de cáncer.
4. Frambuesa: es un poderoso antiácido, y bueno para las anemias.
5. Fresa: regula la hipertensión, el estreñimiento y es recomendada en pacientes diabéticos o con reumatismo.
6. Higo: es un poderoso laxante.
7. Lima: protege al organismo de la diabetes, de la gota y del reumatismo.
8. Limón: antioxidante natural. Sirve para curar el acné, mejora la digestión y aumenta las defensas.
9. Mandarina: actúa como desintoxicante y es buena para curar las enfermedades de las vías respiratorias.
10. Mango: favorece el cuidado de huesos y dientes. Es recomendado en pacientes con problemas cardiovasculares.
11. Manzana: es utilizada en dietas para tratar la obesidad, el colesterol alto y los problemas de circulación.
12. Melón: protege la piel y ayuda a combatir las infecciones. Es útil en pacientes diabéticos.
13. Naranja: es un estimulante natural de ácidos. Su aporte de vitamina C ayuda a curar catarros.
14. Pera: ayuda a regular la flora intestinal.
15. Piña: recomendada para problemas de parásitos y cistitis. Cura el dolor de garganta y afecciones en los bronquios.
16. Plátano: contiene grandes cantidades de potasio, para los calambres. Ayuda a combatir el asma, la depresión y el estrés.
17. Pomelo: ayuda a bajar de peso.
18. Toronja: para pacientes con colesterol alto. Ayuda también a quemar grasas y elimina la retención de líquidos.
19. Uva: antioxidante natural, protege al cuerpo de células cancerígenas y ayuda a limpiar la sangre.
20. Zarzamora: combate la anemia y es buena para curar la diarrea.



http://saikualternativo.blogspot.com.ar/


SAIKU


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.
Todo lo que compartan de este blog, deberá tenernos como fuente, además de las que adjuntamos,  como reconocimiento a nuestro trabajo de búsqueda y selección.


Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha

No hay comentarios:

Publicar un comentario