HERNIA DE HIATO.




La hernia de hiato (llamada también hernia hiatal) sucede cuando una parte del estómago se introduce en el tórax. El esófago se conecta con el abdomen desde el tórax mediante un agujero o hiato que se encuentra en el diafragma. Cuando el hiato está debilitado, es invadido por el estómago y produce los síntomas que a continuación se mencionan. Si persiste esta condición se puede provocar lo que se conoce como esófago de Barrett.

Síntomas de la Hernia de Hiato:


• Dolor y ardor torácico

• Flatulencia o gases excesivos

• Reflujo gástrico

• Palpitaciones

• Tos

• Obesidad

• Contracciones violentas y prolongadas o frecuentes, como cuando se vomita o hay tos fuerte y crónica, o se realiza algún esfuerzo agresivo con el tórax sin preparación previa.

• Embarazo mal cuidado

• Estreñimiento

• Postura deficiente, como encorvarse con frecuencia o levantar objetos pesados constantemente.

• Tabaquismo

• Bulimia

• Estrés o ansiedad prolongada y frecuente

• Flacidez, ya sea por la edad u obesidad.

Existen dos tipos de hernias. 
La más frecuente es la hernia deslizante, la cual sucede cuando la unión gastroesofágica se mueve por encima del diafragma conjuntamente con una porción del estómago. 
Otro tipo de hernia menos frecuente es la hernia paraesofágica, en la que parte del estómago se va herniando a través del hiato diafragmático sin que se presente movimiento de la unión gastroesofágica. 
Se puede encontrar un tercer tipo de hernia, que es la mezcla de las dos anteriores.

Tratamiento Natural de la Hernia de Hiato

Reducción de estrés: esta es una de las cosas que más se deben tomar en cuenta, ya que el estrés no permite la adecuada relajación de los músculos torácicos y no permite la curación.

Hay varias técnicas de relajación, como la meditación o la práctica del yoga. Tienes que evitar, además, cagar objetos pesados y realizar esfuerzos físicos.

Una alimentación de calidad es básica, sobre todo en casos de sobrepeso o flacidez. En este caso, se recomienda realizar una dieta depurativa de tres días, en donde sólo se consuma ya sean uvas o piña durante los tres días, combinando la toma de frutas con 2 litros de agua pura y dos cucharadas de aceite de oliva extravirgen en ayunas. Se puede comer toda la fruta que se desee. Después de estos días, se recomienda introducir alimentos poco a poco, evitando los siguientes: harinas y azucares refinados, comida chatarra y frituras, carnes rojas, embutidos y leche de vaca y derivados.

• Jugos y alimentos para tratar hernias: los jugos de vegetales frescos como la zanahoria con remolacha o la sábila con algún otro vegetal, son estupendos para bajar de peso y mantener el cuerpo en un correcto funcionamiento. Se deben beber dos litros de agua cada día u agregar a un vaso una cucharadita de clorofila líquida. Se deben preferir las leches vegetales como la de almendras y tomar dos tazas de té verde al día con el jugo de un limón exprimido, sin endulzar. El día se debe empezar tomando en ayunas dos cucharadas de aceite de oliva extravirgen. Se debe mantener la dieta hasta que la hernia se debilite.






SAIKU

Gracias por leer, comentar y compartir las notas.

Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario